Copyright 2016 American Academy of Orthopaedic Surgeons
Radiculopatía cervical: opciones de tratamiento quirúrgico (Cervical Radiculopathy: Surgical Treatment Options)

Este artículo proporciona información sobre la cirugía para la radiculopatía cervical. Para obtener más información general: Radiculopatía cervical (nervio pinzado) (Cervical Radiculopathy (Pinched Nerve))Radiculopatía cervical (nervio pinzado) (Cervical Radiculopathy (Pinched Nerve)) (topic.cfm?topic=A00699).

Cuando los síntomas de una radiculopatía cervical persisten o empeoran a pesar del tratamiento no quirúrgico, su médico puede recomendar una cirugía.

El objetivo principal de la cirugía es aliviar sus síntomas al descomprimir, o aliviar la presión, de los nervios comprimidos de su cuello. Otros objetivos de la cirugía incluyen:

  • Aliviar el dolor del cuello
  • Mantener la estabilidad de la columna
  • Mejorar la alineación de la columna
  • Conservar el movimiento del cuello

En la mayoría de los casos, la cirugía para la radiculopatía cervical implica extirpar trozos de hueso o tejido blando (como un disco herniado) o ambos. Esto alivia la presión al crear más espacio para que los nervios salgan del canal medular.

Procedimientos quirúrgicos

Existen tres procedimientos quirúrgicos que comúnmente se realizan para tratar la radiculopatía cervical. Estos son:

  • Discectomía y fusión cervical anterior (ACDF)
  • Reemplazo de disco artificial (ADR)
  • Laminoforaminotomía cervical posterior

El procedimiento que su médico recomendará dependerá de varios factores, pero los más importantes son el tipo y el lugar de su problema. Otros factores incluyen:

  • Su preferencia por un procedimiento
  • La preferencia y experiencia de su médico
  • Su salud en general e historial médico (incluyendo si se ha sometido anteriormente a una cirugía de cuello)

Ambos, usted y su médico decidirán qué procedimiento es mejor para usted.

Discectomía y fusión cervical anterior (ACDF)

La fusión cervical anterior (ACDF) es el procedimiento que se realiza más comúnmente para tratar la radiculopatía cervical. El procedimiento implica extirpar el disco problemático o los espolones óseos y luego estabilizar la columna mediante una fusión espinal.

En la ACDF, se utiliza material de injerto óseo para llenar el espacio que queda después de extirpar el disco.
Tomado de Riew KD, McCulloch JA, Delamarter RB, An HS, Ahn NU: Microsurgery for degenerative conditions of the cervical spine. Instructional Course Lectures, vol. 52. Rosemont IL, American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2003, pp. 497-508.

Los objetivos de la ACDF son:

  • Restaurar la alineación de la columna
  • Mantener el espacio disponible para que las terminales nerviosas salgan de la columna
  • Limitar el movimiento a lo largo del segmento degenerado de la columna

Procedimiento. Un abordaje "anterior" significa que el médico abordará su cuello desde la parte frontal. Él o ella operará a través de una incisión de 1 a 2 pulgadas a lo largo del pliegue del cuello. El lugar y la longitud exactos de su incisión pueden variar dependiendo de su padecimiento específico.

Durante el procedimiento, su médico extirpará el disco problemático y cualquier espolón adicional, de ser necesario. El espacio del disco se restaura a la altura que tenía antes del desgaste del disco. Esto crea más espacio para que los nervios salgan de la columna y ayuda a descomprimir.

Fusión espinal. Después de que se haya despejado el espacio del disco, su médico utilizará la fusión espinal para estabilizar su columna. La fusión espinal básicamente es un proceso de "soldadura". La idea básica es fusionar las vértebras a fin de que formen un solo hueso. La fusión elimina el movimiento entre las vértebras degeneradas y elimina un poco de la flexibilidad espinal. La teoría es que, si los segmentos espinales dolorosos no se mueven, entonces no deben provocar dolor.

Todas las fusiones espinales usan algún tipo de material óseo, llamado injerto óseo, para ayudar a promover la fusión. Las piezas pequeñas de hueso se colocan en el espacio que se dejó al extirpar el disco. Algunas veces se utilizan piezas sólidas más grandes para proporcionar soporte estructural inmediato a las vértebras.

En algunos casos, el médico puede implantar un espaciador óseo plástico o metálico entre las dos vértebras colindantes. Este espaciador, o "caja", usualmente contiene el material del injerto óseo que permite que ocurra una fusión espinal entre las dos vértebras.

Animación cortesía de Visual Health Solutions, Inc.

Después de colocar el injerto óseo o la caja, su médico utilizará tornillos, placas y varillas de metal para acelerar la velocidad de la fusión y estabilizar aún más la columna.

Una discectomía y fusión cervical anterior vista de lado (izquierda) y de frente (derecha). Las placas y los tornillos se utilizan para proporcionar estabilidad y acelerar la velocidad de la fusión.

Fuentes del injerto óseo. El injerto óseo provendrá ya sea de su propio hueso (autoinjerto) o de un donante (aloinjerto). Si se utiliza un autoinjerto, el hueso usualmente se toma del área de la cadera. Cosechar un injerto óseo requiere una incisión adicional durante su cirugía. Prolonga el tiempo quirúrgico y puede provocar mayor dolor después de la operación. Su médico hablará con usted acerca de las ventajas y desventajas de usar un autoinjerto en vez de un aloinjerto, así como de usar un injerto óseo tradicional en vez de una caja.

La mayoría de los autoinjertos se cosechan de la cresta ilíaca de la cadera.

Reemplazo de disco artificial (ADR)

Este procedimiento implica extirpar el disco degenerado y reemplazarlo con piezas artificiales, al igual que se hace con un reemplazo de cadera o rodilla. El objetivo del reemplazo de disco es permitir que el segmento espinal conserve un poco de flexibilidad y mantenga un movimiento más normal.

Similar a la ACDF, su médico utilizará un abordaje "anterior" para la cirugía, creando una incisión de 1 a 2 pulgadas a lo largo del pliegue del cuello. El lugar y la longitud exactos de su incisión pueden variar dependiendo de su padecimiento específico.

Vista lateral y frontal de un paciente con un reemplazo de disco artificial.
Tomado de Rihn JA, Lawrence J, Gates C, Harris E., Hilibrand AS: Adjacent segment disease after cervical spine fusion. Instructional Course Lectures, Vol. 58. Rosemont IL, American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2009, pp. 747-756.

Durante la cirugía, su médico extirpará el disco problemático y luego insertará un implante de disco artificial en el espacio del disco. El implante estará hecho de metal y plástico o totalmente de metal. Está diseñado para mantener el movimiento entre las vértebras después de que se haya extirpado el disco degenerado. El implante puede ayudar a restaurar la altura entre las vértebras y abrir más el conducto para que las terminales nerviosas salgan del canal medular.

Aunque ya no se considera una tecnología nueva, el desarrollo del ADR es más reciente que la ACDF. A la fecha, los resultados de la cirugía de ADR son prometedores y son comparables con los de la cirugía de ACDF. Los resultados a largo plazo aún se están investigando.

El ADR puede ser una opción para usted, dependiendo del tipo y el lugar de su problema. Su médico hablará con usted acerca de sus opciones.

Laminoforaminotomía cervical posterior

En la laminoforaminotomía cervical posterior, el médico usa instrumentos especializados para adelgazar la lámina y tener mejor acceso al nervio.
Tomado de Riew KD, McCulloch JA, Delamarter RB, An HS, Ahn NU: Microsurgery for degenerative conditions of the cervical spine. Instructional Course Lectures, Vol. 52. Rosemont IL, American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2003, pp. 497-508.

"Posterior" se refiere a la parte trasera de su cuerpo. En este procedimiento, el médico realizará una incisión de 1 a 2 pulgadas a lo largo de la línea media de la parte trasera del cuello. El lugar y el tamaño exactos de su cicatriz pueden variar dependiendo de su condición.

Durante una laminoforaminotomía cervical posterior, el médico utiliza una broca y otras herramientas especializadas para adelgazar la lámina, el arco óseo que forma la parte trasera del canal medular. Retirar esto permite al médico tener mejor acceso al nervio dañado.

Él o ella entonces extirpa el hueso, espolones y tejidos que comprimen la terminal nerviosa. Si su compresión se debe a un disco herniado, su médico también extirpará la parte del disco que está comprimiendo el nervio.

A diferencia de la ACDF, la laminoforaminotomía cervical posterior no requiere una fusión espinal para estabilizar la columna. Debido a esto, conservará un mejor rango de movimiento en el cuello y su recuperación será más rápida.

El procedimiento puede realizarse como cirugía abierta, en donde su médico utiliza una sola incisión más grande para acceder a su columna. También puede realizarse usando un método mínimamente invasivo donde se realizan varias incisiones más pequeñas. Su médico le informará si la laminoforaminotomía cervical posterior es una opción para usted y, de ser así, cómo se realizará la cirugía.

Complicaciones

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, hay riesgos asociados con la cirugía de columna cervical. Las posibles complicaciones pueden relacionarse con el abordaje utilizado, el injerto óseo, la cicatrización y los cambios a largo plazo. Antes de su cirugía, su médico le explicará cada uno de los riesgos y tomará medidas específicas para ayudar a evitar complicaciones potenciales.

Riesgos generales

Los posibles riesgos y complicaciones de cualquier cirugía de columna cervical incluyen:

  • Infección
  • Sangrado
  • Lesión de los nervios
  • Lesión de la médula espinal
  • Reacción a la anestesia
  • La necesidad de cirugía adicional en el futuro
  • Fracaso para aliviar los síntomas
  • Desgarro del saco que recubre los nervios (desgarro dural)
  • Problemas médicos que podrían ser fatales, como un ataque cardíaco, complicaciones pulmonares o stroke

Riesgos de la discectomía, fusión cervical anterior y reemplazo de disco artificial

Existen potenciales riesgos y complicaciones adicionales cuando se utiliza el abordaje anterior en la cirugía de columna. Estos incluyen:

  • Placas, tornillos o implantes desplazados, rotos o sueltos
  • Dolor o dificultad para deglutir
  • Cambios en la voz
  • Dificultad para respirar
  • Lesión del esófago
  • Dolor en el sitio donde se tomó el hueso, si se utilizó un autoinjerto
  • Ausencia de unión de la fusión espinal (en la ACDF)
Recuperación

Después de la cirugía, normalmente permanecerá en el hospital 1 o 2 días. Sin embargo, esto variará dependiendo del tipo de cirugía que tuvo y cuántos niveles de discos estuvieron involucrados.

La mayoría de los pacientes son capaces de caminar y comer el primer día después de la cirugía. Es normal tener dificultades para deglutir alimentos sólidos por algunas semanas o tener un poco de ronquera después de una cirugía de columna cervical anterior.

Es posible que necesite usar un collarín cervical blando o rígido al principio. El tiempo que usará el collarín dependerá del tipo de cirugía que tuvo.

Después de una fusión espinal, puede tardar de 6 a 12 meses para que el hueso se solidifique. Debido a esto, su médico le dará restricciones específicas por cierto tiempo después de su cirugía. Inmediatamente después de su operación, el médico puede recomendar únicamente actividad ligera como caminar. A medida que recupera fuerzas, podrá aumentar lentamente su nivel de actividad.

Terapia física

Usualmente después de 4 a 6 semanas, puede comenzar gradualmente a realizar ejercicios de fortalecimiento y rango de movimiento. Su médico puede recetarle terapia física durante el periodo de recuperación para ayudarle a recuperar una función completa.

Regreso al trabajo

La mayoría de las personas pueden regresar a un trabajo de oficina de unos días hasta algunas semanas después de la cirugía. Puede regresar a sus actividades completas después de 3 a 4 meses, dependiendo del procedimiento. Para algunas personas, la recuperación puede tardar más tiempo.

Resultados

La mayoría de los pacientes tienen resultados favorables después de la cirugía por una radiculopatía cervical. En la mayoría de los casos, sienten alivio de su dolor y otros síntomas y pueden regresar con éxito a las actividades de la vida cotidiana después de un periodo de recuperación.

Si este artículo le pareció útil, puede que también le interese lo siguiente Espondilosis cervical (osteoartritis de cuello) (Cervical Spondylosis)Espondilosis cervical (osteoartritis de cuello) (Cervical Spondylosis) (topic.cfm?topic=A00617).

Last reviewed: June 2016
AAOS does not endorse any treatments, procedures, products, or physicians referenced herein. This information is provided as an educational service and is not intended to serve as medical advice. Anyone seeking specific orthopaedic advice or assistance should consult his or her orthopaedic surgeon, or locate one in your area through the AAOS "Find an Orthopaedist" program on this website.
Copyright 2016 American Academy of Orthopaedic Surgeons
Related Articles
Conceptos básicos de la columna (Spine Basics) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00616)
Espondilosis cervical (osteoartritis de cuello) (Cervical Spondylosis) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00617)
Radiculopatía cervical (nervio pinzado) (Cervical Radiculopathy (Pinched Nerve)) (http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00699)
Related Resources
Video: Anatomy of the Spine ()
Video: Spinal Fusion ()
OrthoInfo
The American Academy of Orthopaedic Surgeons
9400 West Higgins Road
Rosemont, IL 60018
Phone: 847.823.7186
Email: orthoinfo@aaos.org