Our knowledge of orthopaedics. Your best health.

from the American Academy of Orthopaedic Surgeons

Diseases & Conditions

Treatment

Recovery

Staying Healthy

Print

Email

español

Osteoporosis (Introduction to Osteoporosis)

La osteoporosis es una afección por la cual los huesos se vuelven más delgados, débiles y más propensos a fracturarse.

De acuerdo con el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), en 2017-2018, la prevalencia de osteoporosis y masa ósea baja en adultos de más de 50 años fue del 55,7 %*. Eso quiere decir que más de la mitad de todos los adultos de más de 50 años de los EE. UU. viven con osteoporosis o tienen un mayor riesgo de presentar la afección.

Las personas con osteoporosis son más propensas a las fracturas (huesos fracturados) que aquellas que no padecen el trastorno. La Fundación Nacional de Osteoporosis informó que, en los EE. UU. en 2015, 2 millones de beneficiarios de Medicare (adultos de más de 65 años) sufrieron, aproximadamente, 2,3 millones de fracturas relacionadas con la osteoporosis.

Por qué se produce la osteoporosis

Los huesos cambian con el tiempo, al igual que sucede con los demás tejidos del cuerpo. De hecho, el cuerpo elimina naturalmente hueso viejo y dañado, y lo reemplaza con hueso nuevo cada 7 a 10 años desde la adultez. Este proceso se conoce como "remodelación ósea".

  • Remodelación ósea equilibrada. Antes de los 30 años, especialmente cerca de la pubertad y la adultez temprana, las personas pueden agrandar y engrosar los huesos haciendo ejercicios con pesas y teniendo una buena alimentación. Hasta los 30 años, el cuerpo genera huesos nuevos al mismo ritmo que elimina el tejido óseo viejo; en otras palabras, la remodelación ósea es equilibrada.
  • Remodelación ósea desequilibrada. Después de los 30-40 años, la remodelación ósea puede desequilibrarse gradualmente. Comienza a eliminar hueso viejo con más velocidad de la que puede reemplazarlo, lo que produce una pérdida de densidad y estructura ósea, y disminuye la fortaleza y la calidad de los huesos a medida que envejece.

Fracturas pequeñas en la columna pueden reducir su estatura y causar cifosis torácica comúnmente conocida como joroba de viuda (curvatura de la parte superior de la columna vertebral).

La osteoporosis es más frecuente en mujeres que en hombres. Esto se debe a que la pérdida de estrógeno en mujeres en la menopausia produce disminución rápida de la masa ósea y a que las mujeres suelen tener huesos más pequeños y delgados que los hombres. La debilidad ósea se presenta más tarde en hombres porque pierden hormonas gradualmente con la edad.

También puede producirse debilitamiento óseo en hombres y mujeres más jóvenes por diversas causas, como desnutrición y estilo de vida sedentario.

Osteopenia o masa ósea baja

La osteopenia es una afección que produce masa ósea baja, pero que no es suficientemente grave para ser osteoporosis según las mediciones de densidad ósea. Ahora la osteopenia se conoce como "masa ósea baja", causada por una masa ósea pico baja o pérdida de masa ósea después de los 30 años.

Puede resultar útil pensar en la osteopenia en términos de "preosteoporosis". Si la remodelación ósea desequilibrada continúa con el envejecimiento, finalmente, se producirá osteoporosis. El riesgo de sufrir fractura es más alto que lo normal cuando tiene masa ósea baja, pero no es tan alto como con la osteoporosis.

La disminución de la masa ósea suele producirse mayormente en la columna vertebral, el antebrazo por encima de la muñeca y la parte superior del fémur o el muslo (el lugar en el que se producen fracturas de cadera). Las fracturas de columna vertebral, muñeca y cadera son frecuentes en adultos mayores.

El primer signo de que la masa ósea baja devino en osteoporosis puede ser la fractura de un hueso producida por una lesión leve que probablemente no hubiera provocado una fractura en una persona sana. Por ejemplo, si se tropieza con una alfombra en su casa y se fractura la muñeca o la cadera, muy probablemente se deba a una debilidad ósea subyacente. Es probable que una persona con huesos fuertes no se fracture la muñeca o la cadera con un traumatismo tan leve. Asimismo, si levanta bolsas de compras o empuja una ventana pesada y sufre una fractura en la columna vertebral, también es probable que se deba a la osteoporosis.

Estudios recientes han mostrado que incluso las fracturas causadas por lesiones más graves que las ocasionadas por una caída simple, como un accidente automovilístico, pueden estar asociadas con la debilidad ósea.

Causas principales de la osteoporosis

Envejecimiento

La mayoría de las personas con osteoporosis tienen más de 50 años; a esta edad, la formación ósea no se produce al mismo ritmo que la eliminación ósea.

Con la edad, la capa externa más gruesa del hueso (corteza) se vuelve más delgada, y la estructura del hueso esponjoso también se vuelve más delgada y menos conectada. Esto causa debilidad estructural en el hueso, lo que produce fracturas.

Las personas que tienen huesos más chicos al final de la etapa de crecimiento tienen un mayor riesgo de sufrir fracturas cuando envejecen que aquellas que tienen huesos más grandes. Después de los 30 años, el ejercicio con pesas puede ayudar a disminuir la pérdida ósea y mantener la masa y la fortaleza óseas, pero no puede generar huesos más grandes y gruesos. Por ese motivo, es tan importante generar el tamaño y la fortaleza máximos de estructura ósea durante la etapa de crecimiento

Cambios hormonales

Los niveles de ciertas hormonas sexuales (estrógeno en ambos sexos y testosterona en hombres) están involucrados en el proceso de generación y remodelación de huesos:

  • Los niveles de estrógenobajan rápidamente en las mujeres menopáusicas.
  • En hombres, la pérdida de hormonas sexuales se produce más lentamente con la edad, aunque algunos hombres experimentan deficiencia de testosterona(hipogonadismo) a una edad más temprana.

La pérdida de hormonas sexuales y otros factores del envejecimiento aumentan el ritmo de recambio óseo, por lo cual se elimina más hueso del que se reemplaza, lo que genera la pérdida progresiva de masa ósea.

Predisposición genética

Los riesgos aumentan si tiene lo siguiente:

  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Antecedentes de fracturas del lado materno.

Factores de riesgo adicionales para la osteoporosis

Algunos otros factores pueden aumentar el riesgo de padecer osteoporosis, independientemente de la densidad ósea, la edad o el sexo.

Medicamentos

  • Corticoesteroides, como la prednisona
  • Heparina si se toma en forma crónica
  • Fármacos antiepilépticos
  • Medicamentos para la tiroides si se toman en dosis más altas que lo necesario
  • Fármacos utilizados para tratar el cáncer de mama o prostático
  • Metotrexato, administrado para la artritis inflamatoria
  • Diuréticos
  • Litio
  • Depo-progesterona, utilizada como anticonceptivo
  • Antiácidos que contienen aluminio

Afecciones y procedimientos

  • Trastornos gastrointestinales y digestivos, incluidos el síndrome del intestino irritable y la celiaquía
  • Cáncer de mama o prostático
  • Enfermedad renal o enfermedad hepática crónicas (incluida la cirrosis biliar)
  • Trastornos autoinmunitarios, incluidos lupus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple y espondilitis anquilosante
  • Trastornos hematológicos,incluidos leucemia, linfoma, mieloma múltiple y anemia drepanocítica
  • Trastornos neurológicos,incluidos accidente cerebrovascular, lesión de médula ósea y enfermedad de Parkinson
  • Trastornos endocrinos,como hiperparatiroidismo o hipertiroidismo, diabetes, síndrome de Cushing o menopausia prematura
  • Algunos procedimientos quirúrgicos,incluidos derivación gastrointestinal, gastrectomía y trasplante de órganos

Nutrición inadecuada

  • Ingesta baja de calcio
  • Deficiencia de Vitamina D
  • Ingesta baja de proteínas alimentarias
  • Pérdida de peso significativa o un trastorno de alimentación

Elecciones del estilo de vida

  • Consumo excesivo de alcohol.Las mujeres no deben consumir más de un trago con alcohol por día; los hombres no deben consumir más de dos tragos con alcohol por día.
  • La nicotina actúa directamente en las células formadoras de hueso y hace que disminuya la cantidad de hueso que se forma. También hace que el cuerpo pierda masa ósea a un ritmo aún mayor que lo normal porque afecta el metabolismo hormonal. Obtenga más información sobre el tabaquismo y la salud ósea.
  • Falta de actividad física, tanto en la niñez como en la adultez. Debe intentar hacer al menos 150 minutos de actividad física moderada por semana, e incluir ejercicios con pesas que ayudan a generar o mantener la masa ósea.

Examen médico

En un control de rutina, su médico podría detectar signos de osteoporosis, como pérdida significativa de estatura a medida que envejece. Esto es particularmente importante si tiene antecedentes familiares de osteoporosis, tiene diagnósticos médicos que aumentan el riesgo de sufrir una fractura o está tomando medicamentos que pueden causar pérdida de masa ósea.

En su cita, el médico lo examinará y tomará sus antecedentes completos. Esto implica revisar lo siguiente:

  • Sus antecedentes médicos
  • La salud de sus familiares
  • Todos sus medicamentos y suplementos
  • Caídas recientes
  • Cualquier problema o inquietud que tenga, incluidos los problemas de equilibrio o antecedentes de fracturas

Si sufre una fractura después de los 40 años, no solo debe recibir tratamiento para la fractura, sino que también debe informar a su médico de cabecera para que lo revisen y evalúen en cuanto al riesgo de fracturas.

Pruebas

Si su médico considera que podría tener masa ósea baja u osteoporosis, probablemente le realice pruebas adicionales. El médico quiere saber si tiene masa ósea baja y cuán grave es el problema. Las pruebas, que también pueden detectar la causa tratable de la pérdida excesiva de masa ósea, en general, incluyen lo siguiente:

  • Análisis de sangre y de orina
  • Radiografías especializadas llamadas “densitometría ósea” o “DXA”. Una exploración mediante DXA es la manera principal en que los médicos estudian la masa ósea baja porque esta prueba puede detectar la masa ósea baja antes de que se produzca una fractura. La prueba es segura (con menos radiación de la que recibiría en una radiografía regular), precisa e indolora. Si tiene masa ósea baja u osteoporosis, su médico realizará exploraciones mediante DXA de seguimiento cada 2 o 3 años para volver a controlarle los huesos a medida que usted envejece.

Puntuación T

La exploración mediante DXA brinda a su médico un resultado llamado “puntuación T”. Su puntuación T es la medición principal de la densidad ósea e implica una comparación de su densidad ósea con la de una persona saludable de 30 años.

Las diferentes puntuaciones T significan lo siguiente:

  • Si su puntuación T es de -1 a +1, tiene densidad ósea normal
  • Si su puntuación T es de -1 a -2,4, tiene osteopenia, que ahora se conoce como “masa ósea baja”

Si su puntuación T es de -2,5 o inferior, tiene osteoporosis

Prevención y tratamiento

La pérdida de masa ósea y las fracturas no necesariamente deben ser una parte inevitable del envejecimiento. Sobre la base de los resultados de sus pruebas y sus antecedentes médicos, su médico trabajará con usted para desarrollar un plan de tratamiento a fin de proteger y mejorar los huesos y evitar caídas que pueden causar fracturas.

Probablemente, la prevención y el tratamiento de la osteoporosis incluirán algo de lo siguiente:

  • Cambio en la alimentación
  • Tomar suplementes, especialmente calcio y vitamina D
  • Hacer modificaciones en el estilo de vida, como desarrollar un plan de ejercicio sostenible, dejar de fumar si lo hace y limitar el consumo de alcohol
  • Tomar medicamentos para bajar el riesgo de sufrir fracturas mediante el aumento de la densidad ósea, la prevención de pérdida de masa ósea o la generación de hueso nuevo
  • Evitar caídas, lo que incluye solucionar los riesgos de caída en su hogar y hacer ejercicios para mejorar el equilibrio. Obtenga más información sobre cómo evitar caídas.
  • Evitar o controlar la diabetes
  • Evitar o controlar la hipertensión
  • Bajar el riesgo de enfermedades, incluidos el riesgo de cáncer de mama y prostático, esclerosis múltiple, artritis reumatoide y osteoartritis
  • Comenzar terapia de reposición con estrógenos si está posmenopáusica

Para obtener más información, consulte: Prevención y tratamiento de la osteoporosis

Last Reviewed

junio 2022

AAOS does not endorse any treatments, procedures, products, or physicians referenced herein. This information is provided as an educational service and is not intended to serve as medical advice. Anyone seeking specific orthopaedic advice or assistance should consult his or her orthopaedic surgeon, or locate one in your area through the AAOS Find an Orthopaedist program on this website.